México y Estados Unidos comprometidos con la conservación de la Tortuga Lora


26 Aug
26Aug

México y Estados Unidos comprometidos con la conservación de la Tortuga Lora.

Entrevista a José Luis Dávila, Vocal Pecuario de Tamaulipas en el Consejo de Cuenca del Río Bravo.

La Tortuga Lora actualmente es la especie de tortuga marina más amenazada del mundo, ya que tiene una distribución muy restringida y se encuentra en peligro de extinción. Aproximadamente, el 90 % de su anidación ocurre en la playa de Rancho Nuevo, Tamaulipas, y el resto de su ciclo de vida se desarrolla en el Golfo de México y Sureste de Estados Unidos.

En 1978, ante la necesidad de un programa de conservación de esta especie, los gobiernos de México y Estados Unidos, a través del Instituto Nacional de la Pesca (INP), y el US Fish and Wildlife Service (USFWS) unieron fuerzas para crear el Programa Binacional de Colaboración para la Conservación y Recuperación de la Tortuga Lora. Este exitoso programa binacional continúa hasta el día de hoy, con la participación del USFWS, la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

En entrevista con José Luis Dávila, Vocal Titular Pecuario del Estado de Tamaulipas del Consejo de Cuenca del Río Bravo, quien actualmente participa activamente en la ejecución y supervisión de este programa a través de la A.C. Rancho San José 1960, pudimos platicar sobre los logros obtenidos este año en la conservación de esta especie.

Por una parte, nos comentó que actualmente existen menos de 20,000 ejemplares en el mundo y que la meta del Programa es sacar a esta especie del estatus de peligro de extinción.

La temporada de anidamiento comienza a partir del mes de marzo, mes en el que comienzan a llegar a las playas de Tamaulipas y culmina en el mes de septiembre. Hasta el domingo 16 de agosto, se llevan contabilizadas 977,729 especies que fueron liberadas a las playas, de las cuales, tan sólo una de cada diez mil, llega a la etapa adulta.

Existen 4 campamentos instalados cada temporada en las Playas Federales Miramar, Playa Tesoro, Barra del Tordo y Rancho Nuevo. Y 2 campamentos en las playas estatales de La Pesca y Tepehuajes. En estos campamentos, se monitorea la humedad y la temperatura de los nidos a través de sensores, indicadores indispensables para tratar de lograr el mayor número de sobrevivencia de crías. También se realizan acciones de limpieza de playas para que la basura no obstruya en los nidos y no sea un impedimento su reproducción.

Este programa contabiliza las tortugas por medio de drones, dando indicadores de cuantas tortugas arriban cada temporada, y una vez que anidan, se hacen corralitos para su protección y se monitorean hasta que nacen, para culminar con la liberación en las playas tamaulipecas.

José Luis Dávila nos mencionó que la pandemia que sufrimos este año, fue beneficiosa para esta especie, ya que actualmente las playas se encuentran cerradas y sin turismo, lo cual hizo un mejor escenario para el anidamiento de la Tortuga Lora.

La meta de este programa es el de conservar y proteger a la tortuga marina lora, de manera que ya no sea necesario ampararla bajo el Acta de Especies en Peligro de Extinción y que la especie pueda ser retirada de la Lista de Fauna Silvestre Amenazada y en Peligro de Extinción.

Para más información de este programa, pueden consultar a través de la página oficial de la CONANP: https://bit.ly/2Qok0wV